Worldcanic
Noticias

Noticia

“Que vuelva la cuchara”

 

El gerente de la Ecofinca Vegacosta (Tinajo), Toño Morales; el agricultor “solo a tiempo parcial”, José Domingo Rodríguez, y el periodista con pasado en el campo Salvador García-Arbós exponen los beneficios de las leguminosas de suelo volcánico, y claman por su valoración pública.

Dos agricultores y un periodista con pasado agricultor han conversado en Worldcanic sobre el estado actual de las legumbres en la isla y sobre su “Incierto” futuro, pues “aquí se apostó en su momento por el turismo. Ahora no recomendaría a mis hijos que se dedicaran a la agricultura”. Los beneficios de la tierra volcánica para su cultivo, la viabilidad del mismo por las nuevas tendencias de consumo (vegetarianismo) o la falta de semillas han sido otros de los tópicos que han guiado una charla que ha despertado la curiosidad del auditorio.

Los participantes eran el gerente de la Ecofinca Vegacosta (Tinajo), Toño Morales; el agricultor “solo a tiempo parcial”, José Domingo Rodríguez, y el periodista con pasado en el campo Salvador García-Arbós. Los que participaron finalmente, todo el auditorio. El tema interesaba. Empezaba Morales repasando cómo se introdujeron los cultivos con la conquista de Canarias, cómo evolucionaron para consumo local y cómo, con las explosiones, “nos convertimos en el granero de Canarias”.

“Hoy en día –seguía-, el gofio y nuestros granos están sufriendo una revolución, pero no se traslada a los restaurantes. Se han perdido las recetas de potaje y de grano. Es una asignatura pendiente. Está bien traer sabores y experiencias de fuera pero la cuchara tiene que estar presente en nuestros restaurantes, que es lo que el visitante demanda: sentir el territorio. Ha pasado con la papa. Tiene que pasar con los granos”, demandaba Morales.

Antes de seguir denunciando, los tres pormenorizaban los beneficios de la tierra volcánica para la plantación de lentejas y “todo tipo de cultivos” –Rodríguez-. “La ceniza volcánica no aporta sabor, protege la tierra de la desertización y consigue que la raíz esté protegida, consiguiendo un producto increíble, más mantecoso”. Por ello, seguía el periodista catalán, “el suelo volcánico consigue el crecimiento perfecto de las leguminosas”.

Era, es un hecho que el suelo volcánico ayuda, y que las lentejas y leguminosas de Lanzarote son producto estrella, pero su producción ha disminuido porque faltan semillas y vocación, sobran complicaciones gubernamentales para certificar (“Debe ser más fácil cultivar”) y se quiere más rendimiento. También falta marketing. “No supimos vender el gofio, que antes y ahora se trabaja con chocolate. Teníamos los Corn Flakes pero no los vendimos”, comentaba Morales, quien gestiona un gigantesco y paradisíaco proyecto de agricultura, gastronomía y turismo.

El positivismo regresaba al final, con la petición a los restauradores de la isla para que incluyan más platos locales de cuchara en sus restaurantes, “pues las legumbres son el futuro. Su cultivo en rotación es rentable y el futuro de la gastronomía apunta a vegetariano y vegano. Así que sí hay futuro para las leguminosas”, certificaban.

 

Magazine

Partners

Organizadores

Vocento Gastronomía Cabildo de Lanzarote Saborea Lanzarote

Patrocinadores

Centros de Arte, Cultura y Turismo de Lanzaorte

Colaboradores

Princesa Yaiza Arrecife Hotel Lanzarote Fagor Profesional Lanzarote Geoparque